Please wait...

Artículos y noticias Blog

¿Por qué la nueva y próxima crisis económica mundial será en 2019?

En este artículo como experto en finanzas y negocios voy a tratar de explicarte la alarmante situación, el colapso económico mundial 2018 que se ha generado y se vive en el mundo actualmente y cómo protegerse de la próxima crisis económica que en base a lo analizado es previsible que llegue antes del año 2020. Dadas estas circunstancias tenemos dos posibilidades: seguir disfrutando pensando que no va a pasar nada, o intentar aprender de los errores del pasado.

El principal ejemplo que debes tomar como referencia para estar preparado ante la inminente crisis es la quiebra de Lehman Brothers. Este caso nos puede servir para entender de manera clara en que va a consistir la próxima crisis económica 2019 o 2020.

Aunque no se saben los plazos exactos que oscilan entre uno y dos años, se están dando unas circunstancias muy similares que ya se dieron con la quiebra de Lehman Brothers. Los efectos de este suceso fueron devastadores para la economía y el sistema financiero mundial.

 

 

 

 

Existen dos posibles indicadores que con casi total seguridad garantizan que se avecina una crisis a la vista:

  • El primer indicador es la deuda y la crisis. Al igual que sucedió con el caso de Lehman Brothers, cuándo hay una deuda o se debe dinero a alguien y no se le puede pagar, el problema es evidente. En primer lugar por qué te vas a la quiebra y lo segundo porque la otra parte que es la que presta el dinero no lo cobra y por lo tanto no recupera su parte. Además esa parte tiene sus acreedores y sus deudas. Lo cual provoca un efecto dominó y problemas de extrema gravedad para la economía.

En el gráfico de este vídeo consejo, se muestra la evolución de la deuda mundial global entre los años 1999 y 2017. Además se muestra por colores su reparto entre empresas no financieras y hogares. Cuándo fue la crisis financiera de Lehman Brothers, el nivel de deuda oscilaba los 180 trillones de dólares. Aunque en los años siguientes se redujo un poco, otra vez ha vuelto a subir a niveles muy preocupantes. Según el último dato, la deuda actual es de 237 trillones de dólares. El problema es que el PIB que es lo que ha generado la economía es de 80 billones de dólares. Lo que significa que la deuda total es de 237 billones. Por lo tanto existe una grandísima diferencia entre los bienes y servicios que se producen en todo el mundo y la deuda universal.

Por otra parte, si las deudas crecen, los intereses se van generando y se van acumulando a la deuda. Por lo tanto no podemos decir que la deuda se reduce simplemente ahorrando. Existen dos posibilidades con el dinero en una economía o ahorrarlo o consumirlo. Si se ahorra no se pone en la economía. O lo que es lo mismo, las empresas no venden productos y servicios por qué la gente no quiere gastar dinero porque lo está ahorrando para pagar muchas deudas. Por lo tanto al producirse menos ventas, se generan despidos de personal, ya que no son necesarios. Además, la gente cuándo pierde su empleo, se da cuenta de que con lo que tiene ahorrado ni puede vivir ni puede generar ingresos para pagar las deudas.

La pregunta que nos hacemos es la siguiente: ¿Por qué se está generando una crisis 2019?

La deuda es mucho más grande que los bienes y servicios que se generan y al igual que sucedió con la quiebra de Lehman Brothers, la solución financiera que se ha buscado ha sido la de imprimir dinero y bajar los tipos de interés. En otras palabras poner el dinero muy barato para que la gente pueda endeudarse más y los bancos centrales emitir dinero. Hay que tener en cuenta que el dinero es la gasolina del mundo, sin dinero el mundo no se mueve.

Por una parte, el dinero puede provenir que la economía crezca, las empresas ganen más dinero, se paguen mejores sueldos y la gente ahorre. Pero por otro lado puede generar que el sistema financiero o los bancos creen dinero que no existía en la economía. Inyectando ese dinero ficticio, se permite que la economía aguante pero se genera un desfase.

Inyectar ese dinero a la economía mediante incentivos y préstamos muy baratos y tipos de interés cero se genera:

Por un lado que las empresas puedan endeudarse y no quebrar. Es decir si bajan las ventas y las empresas tienen menos dinero por su actividad económica, si se obtienen préstamos se podrán pagar los gastos sin tener que cerrar o realizar despidos. Es importante destacar que los hogares son los que más han reducido su endeudamiento, aproximadamente un 27%. Mientras que las empresas han estado sobreviviendo a base de deudas y dinero prestado, los hogares han logrado reducir su deuda a base de apretarse el cinturón.

Hoy en día las empresas deben cuatro veces su beneficio. El principal problema son los intereses. Las deudas aumentan por qué se generan intereses, y el problema está en pagarlos ya que son muy bajos.

Estados Unidos tiene muchos argumentos para subir los tipos de interés y si los suben es muy probable que volvamos al escenario de Lehman Brothers. Los principales problemas financieros que generarían las subidas de los tipos de interés en Estados Unidos se darían sobretodo en hipotecas, tarjetas de créditos o empresas.

Los principales motivos que auguran una subida de los tipos de interés por los norteamericanos son:

  • Estados Unidos tiene una tasa de paro por debajo del 4%. En estos casos es normal que suban los precios y se inflaccione la economía ya que el desempleo es muy bajo. Pero claro, una subida de precios muy grande, puede provocar problemas a la larga a la economía. Una medida para parar la subida de precios cuándo hay mucha gente que trabaja y que puede consumir es a través de los tipos de interés. Las subidas de los tipos de interés hacen que el dinero a mayores que tienen que pagar las personas en intereses, les permita ahorrar el dinero y obtener una rentabilidad que no se obtiene gastando y consumiendo.
  • Por otra parte, Trump ha incentivado la economía con bajadas de impuestos. Lo que ha provocado que las empresas norteamericanas tengan mucho dinero líquido y más dinero en caja. Las empresas han tenido que pagar menos impuestos y esto ha generado que las empresas se hayan gastado más dinero en los sueldos de los trabajadores.
  • En tercer lugar todo lo relacionado con la guerra comercial y los aranceles. Es decir los aranceles de productos que no están fabricados en Norteamérica y la guerra comercial entre Trump, Europa y China. Los aranceles hacen que los productos sean más caros. Por lo tanto aplican una subida de tipos de interés cómo solución para parar el aumento de precios.

El problema de subir los tipos de interés es que habrá empresas que no podrán pagar ese aumento, los bancos no cobrarán esos créditos y por lo tanto quebrarán. En el caso de que ocurra esto de manera sistemática, o son bancos muy potentes o esta situación tendrá un efecto muy peligroso en el sistema financiero. Este organismo se contraerá. Es decir pasará de dar dinero a no darlo. Además muchas personas que tenían créditos con esos bancos, verán que no se les renuevan. Esto provocará que haya menos dinero en la economía, se seguirá inyectando del sistema financiero y por lo tanto se provocará una recesión económica.

En definitiva, cuándo Estados Unidos tenga algún problema financiero, se trasladará a todas las economías. Lo que generará el endeudamiento de todo el mundo.

  • El otro indicador es el gran dragón dormido chino. Existe un dragón dormido en el país asiático que no sabemos qué consecuencias puede provocar y por lo tanto, en este caso no se sabe cómo prepararse para la próxima crisis. China tiene un nivel de deuda altísimo por culpa del sector inmobiliario y del consumo entre otros factores. Además es un país que está creciendo muy rápido. Por lo que puede tener graves problemas a nivel de deuda.

Los principales generadores de deuda del país chino son los elevados precios del sector inmobiliario y todas las deudas relacionadas con las tarjetas de crédito. Por ejemplo el consumo de las familias.

¿Nueva crisis económica en España en 2019?

En el caso de España, la situación es algo mejor que en otros países europeos. Aunque en España se había conseguido controlar la deuda, actualmente se encuentra al 100% del producto interior bruto. Es decir lo mismo que ha generado la economía, se debe, lo cual es una barbaridad y un indicador de una posible crisis España 2019. No obstante hay otros países con deuda superior al 100%.

Por otro lado si el Gobierno de España está endeudado, es cuándo hay una recesión económica. Las familias no pueden gastar mucho y las empresas con subidas en los tipos de interés tampoco. Por lo tanto las ventas comienzan a reducirse, se despiden a trabajadores y esas personas no tienen para consumir. Además sus hipotecas y deudas también aumentan por la subida de los tipos de interés. Esta situación provoca un menor consumo, o una menor inversión en empresas. En teoría la mejor solución es que el sector público compense el gasto del sector privado y con ese gasto público se compense para que la economía no sufra una gran caída. Pero si además la administración pública está muy endeudada no puede gastar y eso es un problema enorme.

En España con el nuevo gobierno de Sánchez con el apoyo de Podemos para sacar los presupuestos, no parece muy probable que el gasto se vaya a controlar. Esto puede provocar que España no sepa cómo prepararse para la próxima crisis mundial. Es decir no lleguemos bien preparados y que el Gobierno no tenga margen para gastar dinero y esto suponga una caída de la economía imposible de amortiguar.

En resumen, el problema de España es que no esté preparada financieramente para afrontar a nivel de país una posible crisis mundial. Es muy probable que esta crisis mundial sea culpa de China o de Estados Unidos por los excesos. Pero España y el resto de países de Europa estamos muy conectados. Por lo tanto, a la vista de los presupuestos, es muy probable que el Gobierno gaste más de lo que debería y en un par de años sea necesario cada euro de los que se están gastando.

¿Tendremos la próxima crisis económica en Europa en 2019?

En Europa hay países como Italia, Polonia o Grecia que están peor que España.

  • En el caso de Italia la situación es muy complicada a nivel político con un gobierno dónde se está incluso hablando de salir del euro y volver a la lira. Actualmente Italia tiene una deuda del 130% y en aumento. Si el país transalpino se sale de Europa y viene una crisis financiera, sería la quiebra absoluta del país, ya que nadie va a ayudarles.
  • El caso de Polonia, también existe un gobierno populista. Por su parte Grecia, ha sido uno de los más perjudicados con la crisis del Euro. El país heleno ha hecho grandes ajustes. De hecho su gobierno, ha tenido que aplicar reformas muy duras, más propias de un gobierno de derechas teniendo que soportar incluso mociones de censura. La deuda de Grecia es de un 160% sobre el producto interior bruto. Aunque han realizado muchos ajustes, producen muy poco y de ahí su deuda.
  • Por lo tanto a nivel europeo, España respecto de Grecia o Italia no está tan mal pero sus pactos pueden generar ese sufrimiento y que la próxima crisis económica mundial le afecte demasiado. Cuando se gasta más de lo que se ingresa hay que endeudarse. El caso de España es que como la deuda es entre comillas pequeña, los intereses que pagan los españoles no son muy elevados. El problema es que si la deuda aumenta y los tipos de interés también, España pasaría de pagar 30.000 millones de euros en intereses al año por una deuda que alcanza el 100% del PIB. Sin embargo a nivel de impuesto de sociedades, se recaudan 20.000 millones. Es decir faltan 10.000 millones, solo teniendo en cuenta lo recaudado por el impuesto de sociedades. En cambio si los tipos de interés aumentan y pasasen al 2%, en vez de 30.000 millones de euros al año en intereses, España pasaría a pagar 90.000. Encima si aumenta la deuda, la cantidad sería mayor. Por lo que sería imposible pagar esa deuda con los presupuestos generales del Estado. Por lo tanto la única solución sería el endeudamiento para pagar esos intereses.

En cuanto al Banco Central Europeo, países como Italia que quieren abandonar el euro, no tienen en cuenta la labor que está realizando Mario Draghi que ha permitido que se pueda mantener la tranquilidad en Europa. Aunque se hayan realizado ajustes drásticos, sin la labor del BCE, las consecuencias hubiesen sido muy drásticas.

Cuándo los gobiernos tienen que gastar o pagar pensiones, mantener infraestructuras o realizar inversiones para que la economía aguante, porque bajan mucho los presupuestos y los impuestos, aumenta el desempleo y por lo tanto hay que pagar más prestaciones por desempleo y pensiones para los jubilados, la única solución es el endeudamiento. Para poder practicar esta estrategia tienen que haber alguien que quiera prestarte el dinero.

Por lo tanto lo que ha hecho estos años el BCE con Mario Draghi a la cabeza ha sido dar mucha liquidez y muchos préstamos a bancos y empresas. Es decir hacer que la economía creciese gracias a la economía. Aunque el mundo haya evolucionado, la economía sigue funcionando con los mismos principios. Ahorrar, recaudar más impuestos o endeudarse. El presidente del Banco Central Europeo se está preocupando más en mantener los tipos de interés muy bajos que en luchar contra la inflación que es un problema que a la larga genera consecuencias a la economía. El principal problema es que Draghi se va del BCE y la política de prestar dinero a los países que más gastan estará más complicada.

Por otra parte, muchos países europeos se quejan de que Alemania hace lo que quiere con Europa. A los alemanes les interesa que los países del sur sigan comprando y que puedan sobrevivir, de tal forma que puedan seguir vendiendo sus productos. Alemania no quiere que el Banco Central Europeo pase a preocuparse más de la inflación que de dar dinero barato a los países europeos sobre todo del sur. Es muy improbable que Alemania ponga un banquero frente al BCE que sea alemán. Seguramente pongan a un banquero del norte de Europa que vaya subiendo los tipos de interés para controlar la inflación y sea más afín a las políticas conservadoras y de Alemania.

En Europa también irán subiendo los tipos de interés ya que no pueden mantenerse tan bajos durante tanto tiempo y estos afectarán al endeudamiento de empresas e intereses que pagarán los países. El problema está en los hogares ya que las hipotecas irán encareciéndose poco a poco.

En resumen: tanto en Estados Unidos como en Europa se ha puesto como solución a la última crisis financiera, la misma medida que la generó: dinero barato y endeudamiento con un interés bajísimo. Esto ha provocado que bancos, Gobiernos y particulares se hayan ido endeudando y no se hayan preocupado de generar ingresos o mejorar la economía por otras fuentes no artificiales. Esta situación ha supuesto mayor endeudamiento incluso que la crisis financiera de 2008. Además la tensión que han generado las medidas de ajuste que se han impuesto, han provocado tensión en Europa. Es decir nos vamos cuenta de que no estamos preparados para la próxima crisis económica mundial.  

Si se da una crisis financiera por el exceso de deuda en países como Estados Unidos o China y se reduce el consumo en estos dos países, Europa y en este caso España tendrá un problema de recesión, bajará la producción de bienes y servicios y las empresas tendrán que despedir gente. Por lo tanto habrá personas que no podrá pagar sus deudas y no podrá subsistir. Lo que supondrá el aumento de prestaciones por desempleo.

En definitiva, si eres inversor, protege tus ahorros y tus inversiones. Y si eres emprendedor ten en cuenta que nunca es buen momento para emprender, pero igual tienes que emprender en una situación económica difícil. Por último si tienes una empresa, reduce tus niveles de endeudamiento y toma decisiones que te permitan ser más competitivo, reducir gastos y generar más ventas. Es la mejor forma de obtener un colchón financiero o ahorro para poder superar un posible bache económico.

Deja un comentario

Your email address will not be published.